19 marzo, 2015 agueda

El arte de diseñar títulos de crédito

El pasado sábado 14 de marzo comenzó el Festival Internacional de Cine de Las Palmas y además cumple su 15 aniversario, dedicado a descubrir las miradas más originales del cine contemporáneo y las vigentes del pasado reciente.

Me considero una cinéfila;me encantan las películas clásicas en blanco y negro, el cine intimista que te deja con una reflexión sobre tu cabeza, el llamado “nuevo cine español” (que para mí comenzó con “Tesis” de Amenábar) así como las películas más hollywoodienses.

Pero hay otra cosa que me gusta muchísimo más, y no hablo de las roscas o palomitas ni de los trailers que salen antes de dar comienzo la película, sino de los títulos de crédito.

Supongo que es por mi profesión como diseñadora (ningún conocido va al cine y me comenta los chulos qué son los créditos de la película que ha ido a ver), pero soy de la opinión de que, cuanto mejor son los títulos de créditos, mejor es la película.

Uno de los últimos ejemplos reseñables han sido (aunque no se trate de una película) los títulos de créditos de los Óscars, realizados por el diseñador Henry Hobson, un veterano en estas lides. Es el autor de títulos tan sugerentes como The Walking Dead (una serie sobre zombies que consigue con los títulos de crédito, que nos pongamos en la piel de los protagonistas sin enseñar ningún zombie) y Sherlock Holmes (la nueva película protagonizada por Jude Law y Robert Downey Jr) con una sutileza y elegancia que hace que viajemos por el tiempo hasta la Inglaterra de finales del siglo XIX.

Ya es su segundo año como autor de los títulos de crédito de los Óscar, y no me extraña, porque son una delicia. Resume de una manera atractiva a nivel visual e inteligente todas las películas nominadas, adaptándose al concepto de cada una (y a título personal, hace que la Gala sea un poco más entretenida).

508090802_1280x720

Pero..¿es realmente una disciplina nueva la de diseñar títulos de crédito?

Saul Bass, uno de los grandes diseñadores de todos los tiempos, en los lejanos años 50-60 ya se dedicaba a ésto de resumir la película antes de que empezara, con sus diseños minimalistas rozando lo espartano. Clásicos como “Anatomía de un asesinato, “Con la muerte en los talones”, “Vértigo” o “El hombre del brazo de oro” hizo que viéramos el cine de una manera diferente, como un tráiler de la época, para ponernos en situación sobre lo que íbamos a ver a continuación. Fué el pionero en preocuparse de un aspecto del cine del que antes nadie se había fijado, popularizando el uso de la tipografía cinética o kinetic typography, o sea, texto en movimiento.
Causó tal furor en la década de los 50 y 60, que casi todas las películas y series de la época usaban ésta técnica para sus títulos de crédito.

saul-bass-golden-arm

Al mismo tiempo, surgieron otros diseñadores, como Maurice Binder, que se encargaría de los títulos de crédito del famoso 007 o James Bond en “Dr. No”, “Octopussy”, “Moonraker” y muchos más, aunque tiene que compartir el mérito con Robert Brownjohn, ya que éste también se encargó de diseñar los créditos para otras películas del agente secreto al servicio de su Majestad, como “Goldfinger” y “Desde Rusia con Amor”.

Durante las décadas de los 80 esta disciplina casi desaparece, pero en los 90, y gracias al título de David Fincher “Seven”, este arte volvió a la palestra, con el diseño estremecedor y exquisito al mismo tiempo de Kyle Cooper, que además tiene en su currículum otros títulos tan sugerentes como “American Horror Story” o “Mimic”. En este caso, no utiliza tanto la tipografía cinética, sino la consecución de imágenes (diseñadas especialmente para los títulos de crédito) y que sirven de antesala para poner al espectador en situación.

1012687_395867627184584_375104139_n

Y…¿cuál es la situación actual de los títulos de crédito?

Los títulos de crédito están reconocidos como una parte fundamental dentro de la producción de cualquier película, corto, serie o documental, teniendo su punto álgido en los SXSW Film Design Awards, que se celebran cada año en Austin, Texas.
Este año, entre las nominaciones hay títulos tan conocidos como “Silicon Valley”, “Capitan América: El soldado de invierno”, “Alien: Isolation” y la ya mencionada “American Horror Story 4”.

silicon-valley-1-intro

Además, existe una web fantástica llamada Art of the Title que recopila todo lo concerniente a esta preciosa disciplina, con un directorio donde puedes buscar los créditos por diseñador o por película, y en muchos casos, explican el desarrollo y el proceso de trabajo de los títulos de crédito.

Así que, la próxima vez que vayan al cine o se sienten en el sofá para ver su serie favorita, observen detenidamente los títulos de crédito, les aseguro que no se arrepentirán.

¡Contáctanos!